//Extraña seducción

Extraña seducción

Extraña seducción

Con su ironía destructiva para construir profecías distópicas, Houellebecq señalaba: “Empiezas a sentirte un poco incómodo en tu vida y acabas por aspirar al establecimiento de una república islámica”. Es, obviamente, una boutade: la cosa es más compleja. Por eso sorprende poco que no se coincida sobre el porqué del radicalismo yihadista. Tratamos de dar con explicaciones pero, al final, nos topamos con excepciones que derrotan presupuestos anteriores.

Seguir leyendo.


Extraña seducción