//Gräfenberg

Gräfenberg

Gräfenberg

Sabido es que el número de divorcios aumenta después de las vacaciones estivales por causas diversas, entre ellas el acompañamiento de la suegra y las altas expectativas de las parejas en el poder rehabilitador del descanso. Contrariamente, fijar la sombrilla en la arena, entretener a los niños, aguantar el gamberrismo playero y simular templanza y propósito de enmienda son tareas agotadoras que pasan factura en diferido.

Seguir leyendo.


Gräfenberg