//Guardado impulsa al Betis ante un débil Celta

Guardado impulsa al Betis ante un débil Celta

Guardado impulsa al Betis ante un débil Celta

Quique Setién estrenó su casillero de victorias como entrenador del Betis. Lo hizo gracias a dos espectaculares centros de Guardado muy bien rematados por Sergio León y Feddal. Los tres fichajes de este nuevo Betis, más Joaquín, auparon a su equipo y acabaron con las aspiraciones de un Celta muy pobre en defensa. Por segunda semana consecutiva, los de Unzué se adelantaron en el marcador y vieron cómo sus rivales le remontaban. El Celta desaprovechó su ventaja y tocó demasiado en horizontal y muy poco en vertical. En realidad, los dos equipos intentaron un fútbol que todavía les queda lejos. Una cosa es la filosofía y otra la práctica. Al Betis, curiosamente, le salvó más el empuje y dos fantásticos remates de cabeza que el juego que Setién quiere implantar, que requiere su tiempo. Mientras la filosofía del cántabro se implanta, los triunfos saben a gloria y permiten ganar tiempo. Una victoria surgida del talento de Guardado, que rindió mejor escoltado por Javi García, y el corazón del eterno Joaquín. El Celta fue un equipo insípido, sin mordiente, superado por el empuje de un Betis que se sintió muy arropado en su estadio y supo morder a un rival lento, sin chispa. Setién y sus muchachos, mientras encuentran el método, disfrutaron de una victoria más que merecida. Esencialmente porque, más allá del estilo, tuvieron fe, ganas y hambre.

Seguir leyendo.


Guardado impulsa al Betis ante un débil Celta