//La vida sin Lady Di, 20 años después

La vida sin Lady Di, 20 años después

La vida sin Lady Di, 20 años después

Cuando Diana de Gales se convirtió en esposa de Carlos de Inglaterra, el 29 de julio de 1981, tuvo que ser examinada antes por los ginecólogos de Isabel II para corroborar su virginidad. Veinte años después de su muerte en un accidente de coche, su hijo Enrique está a punto de anunciar su compromiso con Meghan Markle, la actriz protagonista de la serie Suits, divorciada y de origen afroamericano. Muchas cosas han cambiado en Buckingham Palace —que siempre se resiste a que las novedades traspasen sus muros— y en ello tiene mucho que ver Lady Di, todavía una figura clave en la monarquía británica. Si no que se lo digan a Camila, duquesa de Cornualles, la mujer que ocupó el lugar de Diana en la alcoba de Carlos de Inglaterra de manera oficial hace 12 años y que acaba de reconocer en público lo que era un secreto a voces: “Fue horrendo, unos tiempos profundamente desagradables que no le desearía ni a mi peor enemigo. Los paparazis nos seguían a todas partes y nos acechaban como fantasmas. Teníamos unos prismáticos en el cuarto de baño para vigilarlos”.

Seguir leyendo.


La vida sin Lady Di, 20 años después