//Así ensaya un burdel de Ámsterdam la autogestión del sexo de pago

Así ensaya un burdel de Ámsterdam la autogestión del sexo de pago

Así ensaya un burdel de Ámsterdam la autogestión del sexo de pago

La prostitución es legal en Países Bajos desde el año 2000, pero a las trabajadoras del sexo, que pagan impuestos y deben registrarse en la cámara de comercio como autónomas, nadie les vende una casa. Los bancos tampoco expiden tarjetas de crédito a su nombre para usos profesionales, solo de carácter personal, por tratarse de una labor de riesgo y estigmatizada.

Seguir leyendo.


Así ensaya un burdel de Ámsterdam la autogestión del sexo de pago