//“El Goya me sobrepasó”

“El Goya me sobrepasó”

“El Goya me sobrepasó”

Manolo Solo no quería hacer Tarde para la ira, no al menos con el personaje del Triana, que apenas sale unos minutos y podía llevarlo al cliché del toxicómano marginal, demasiado extremo y fácil de caricaturizar. Pero ni así lo había escrito el director, Raúl Arévalo, ni así lo sacó de dentro Solo, que compuso una obra maestra. El Triana arrasó y el actor que lo interpretó ganó el Goya al mejor actor de reparto en una noche fastuosa para el equipo de la película, que se llevó cuatro de los premios.

Seguir leyendo.


“El Goya me sobrepasó”