//Un disparo para atrapar la velocidad

Un disparo para atrapar la velocidad

Un disparo para atrapar la velocidad

Surgieron a décadas de distancia, pero la fotografía y el automóvil terminaron manteniendo relaciones íntimas y fecundas, hasta el punto de llegar a alterar la cultura visual del siglo XX. Es la tesis de la exposición Autophoto,que estudia la fascinación de los fotógrafos por coches y carreteras y que estará hasta el 24 de septiembre en la Fundación Cartier de París. La muestra revisa los motivos que explican esa obsesión a través de casi 500 imágenes de un centenar de grandes fotógrafos, como Walker Evans, Robert Frank, Stephen Shore, Elliot Erwitt, Germaine Krull o Juergen Teller, acompañados de otros tantos desconocidos, aficionados o bien anónimos.

Seguir leyendo.


Un disparo para atrapar la velocidad