//El futuro también lo construyen los perdedores

El futuro también lo construyen los perdedores

El futuro también lo construyen los perdedores

Una máquina recreativa destaca en medio del decorado. Es el Centipede, un videojuego creado a principios de los ochenta en la línea de los también míticos Space Invaders y Pac-Man. El jugador, convertido en pequeño insecto, y mientras huye de una araña con muy malas intenciones, debe acabar disparando hacia arriba con el gusano que avanza hacia abajo. “Tenemos competiciones entre nuestro departamento y el de vestuario. La máquina solía estar en nuestro departamento pero la incluyeron en una escena”. Ola Maslik, responsable de Diseño de Producción de la serie Halt and Catch Fire, cuenta así cómo esta máquina arcade terminó en uno de los principales decorados de la ficción que arrancó reflejando el mundo de los pioneros de la informática en los años ochenta y que, en su cuarta y última temporada (que hoy estrena AMC en España a las 22.10), traslada a los personajes a los primeros noventa. Un billar, estanterías llenas de videojuegos y decenas de ordenadores comprados a coleccionistas forman parte del decorado presidido por un neón con el nombre de la nueva empresa de los protagonistas de la serie.

Seguir leyendo.


El futuro también lo construyen los perdedores